Los videojuegos son un pastel apetitoso (sólo hay que ver, por ejemplo, los datos de España). Y las grandes compañías quieren su parte. Es el caso de Google. Según se ha sabido, la empresa de Mountain View está desarrollando una plataforma de transmisión de videojuegos que permitiría a los usuarios disfrutar de juegos de alta gama sin la necesidad de contar con un equipo sofisticado.

Según cuenta el portal Kotaku, la idea es establecer una modalidad de plataforma de transmisión de videojuegos que se llamaría Yeti. Tendría un tipo de hardware que la soporte y también un ‘paraguas’ por parte de Google para que los desarrolladores de videojuegos puedan participar en ella.

Que se llamará Yeti es algo que ya destapó el portal The Information a principios de este año. Y de que la cosa va en serio habla el hecho de que ya en enero de este año Google contrató al exejecutivo de Sony y Microsoft, Phil Harrison, y a varios desarrolladores de títulos de compañías como PlayStation o EA.

Kotaku detalla que durante la celebración de la Game Developers Conference de marzo, los representantes de Google se reunieron con gigantes de la industria del videojuego para tratar el tema de la supuesta futura plataforma de transmisión de videojuegos.

Del mismo modo que GeForce Now de Nvidia, Yeti descargaría la labor de renderizar gráficos a los ordenadores, lo que permitiría a los PC de menor potencia disfrutar de juegos que requieren grandes especificaciones.

Según lo que desveló en febrero The Information, Google planearía crear su propia plataforma en la línea de PlayStation Now. El medio aseguraba que en su versión original Yeti se diseñó para funcionar con el dispositivo Chromecast. Es decir, la compañía no sólo querría entrar de lleno en la industria del streaming de videojuegos, sino crear también su propia consola.