Agentes de la Patrulla Fronteriza decomisaron 204 kilos de mariguana que dejaron abandonados traficantes en la zona del rio Grande cercana a la  población rural de Escobares localizada al este del condado Hidalgo.

Los federales realizaban su rondín de vigilancia por el sector cuando observaron a varios sujetos que descargaban la droga tras cruzar la por el Rio Grande desde el lado mexicano.

Así los guardias fronterizos se percataron que uno de los traficantes portaba un arma larga mientras el resto de sus cómplices realizaban las maniobras de descarga.

Los maleantes se dieron cuenta que eran observados por lo que emprendieron la huida a nado hacia el lado mexicano abandonando los enervantes.

La droga fue decomisada y tras ser pesada se estimó que su valor en el mercado negro asciende a los 374kil dólares.

“Este incidente muestra los muchos peligros que enfrentan los agente de la Patrulla Fronteriza en esta volátil área del Sur de Texas”, señaló el titular de la dependencia en este sector Manuel Padilla.

El jede de la PF quien la semana pasada se reunión con autoridades federales en McAllen, para solicitarles más recursos humanos y tecnológicos con el fin de  enfrentar los problemas de tráfico de drogas e inmigración ilegal que existen en la región.