El Servicio Geológico de los Estados Unidos confirmó la caída de un meteorito en las afueras de Detroit (Michigan) que provocó un pequeño temblor de intensidad 2 en la escala de Richter.

El temblor se registró a las 20:09 hora local (01.09 del miércoles GMT).

La “ubicación aproximada” de la caída del meteorito fue ocho kilómetros al oeste – suroeste de New Haven, localidad de unos 4 mil 600 habitantes a las afueras de Detroit y cercana al lago St. Clair y a la frontera con Canadá, informó el Servicio Geológico.

Previo a que se confirmara la caída del meteorito, decenas de ciudadanos compartieron en las redes sociales grabaciones del fenómeno en las que se aprecia un fogonazo de luz seguido de una aparente explosión.

Además, en un informe preliminar, Bill Cooke, de la Oficina Ambiental de Meteoroides de la NASA, dijo a Detroit News que se estima que el meteorito tenía entre uno y dos metros de diámetro y pesaba más de una tonelada, mismo que viajó entre 64 mil y 84 mil 500 kilómetros para llegar a la Tierra.

Los otros estados donde la gente vio una bola de fuego fueron Illinois, Pensilvania, Ohio, Indiana y Misuri, informaron las autoridades.

 

 

Fuente.