El Departamento de Aduana y Patrulla Fronteriza de Estados Unidos publicó en su portal de internet que los prototipos del muro fronterizo ubicados en San Diego pasaron la prueba que aplicó la milicia norteamericana.

Una fuente que pidió el anonimato, reveló que se usaron martillos neumáticos, sierras, antorchas, entre otro tipo de herramientas y dispositivos de escalada usados por soldados altamente especializados para comprobar la eficiencia del muro.

Seis compañías fueron las encargadas de crear los ocho modelos de entre 4.9 y 6.1 metros de altura hechos con hormigón y otro tipo de materiales, costaron entre 300 mil y 500 mil dólares cada uno.

El organismo concluyó que el muro es lo suficientemente alto para evitar por si solo el paso de inmigrantes, sin embargo también se probó que el muro no se pueda escalar o que sea posible excavar para pasar por debajo de él y que es seguro para los agentes fronterizos.

El muro fronterizo tendría como presupuesto la cifra de 18 mil millones de dólares repartidos a lo largo de 10 años para construir un muro en la mitad de la frontera con México.

 

Fuente.