En los últimos años los largometrajes de animación arrasan en taquilla. Los Minions, Ice Age, Madagascar o las producciones de Disney y Pixar no tienen nada que envidiar a las recaudaciones del cine de superhéroes o de las grandes sagas en acción real.

Esta temporada destacarán dos próximos títulos que pujarán por atraer en masa a los espectadores. Uno es Hotel Transilvania 3: Unas vacaciones monstruosas con las nuevas aventuras de Drácula, su hija Mavis, su yerno Johnny y su nieto Dennis, rodeados de toda la fauna de monstruos míticos, y entrañables para la ocasión. El estreno en nuestras pantallas será el 13 de julio.

Por su parte, Pixar y Disney han preferido esperar hasta el 3 de agosto, a que pasara el Mundial de Fútbol de Rusia y unas semanas en las que se prevé menos asistencia a los cines para estrenar, aunque sea con más de un mes de retraso respecto a Estados Unidos, la publicitada secuela de Los increíbles donde el protagonismo recaerá en el personaje femenino de Elastigirl.

Ya con personajes de carne y hueso y precisamente sobre fútbol versará Los Futbolísimos, basada en la colección de relatos de Roberto Santiago y en la que sus jóvenes protagonistas intentarán descubrir qué se esconde tras el misterio de los árbitros que, cuando les toca pitar en sus encuentros, y en jugadas decisivas, se quedan dormidos. La ha dirigido el zaragozano Miquel Ángel Lamata y el estreno será el 24 de agosto.

Toda una estrella como es el escocés Ewan McGregor encarnará al hijo, ya crecidito, del creador del osito Winnie The Pooh en Christopher Robin. Acción real y animación con el respaldo de los estudios Disney para hacernos regresar, tanto al protagonista como a los espectadores, a los años más felices y fantasiosos de nuestra infancia.

Está dirigida por el alemán Marc Forster, el realizador de Guerra Mundial Z, también de Quantun of Solace de la saga Bond o Monster’s Ball que le valió el Óscar a Halle Berry. Para su estreno también deberemos esperar, hasta el 31 de agosto.

Otra de las aportaciones españolas será El mejor verano de mi vida en la que un soñador inventor de robots (Leo Harlem), en crisis financiera y familiar, promete a su hijo unas vacaciones inolvidables. Es un remake de la película italiana Sole a cantinelle (2013) dirigido por Dani de la Orden (Barcelona, nit d’estiu) y en la que sus responsables desean recuperar, en parte, el espíritu del cine familiar de los 90 y con títulos como Sra. Doubtfire, aunque aquí el argumento sea muy distinto, como referente.

Fue la película de clausura en el pasado Festival de Málaga, y también pudo verse en el BCN Film Fest de Barcelona. En los dos certámenes cosechó buenas críticas. El estreno es salas comerciales será el 12 de julio.

Fantasías animadas y perros policía

Más animación con la coproducción entre Alemania, Luxemburgo y Dinamarca de Luis y los alienígenas con la peculiar amistad que entablará un chico de 12 años con un trío de pequeños extraterrestres. Sus creadores, Christoph Lauenstein y Wolfgang Lauenstein, ganaron el Óscar al mejor corto de animación por Balance (1989). Y desde Méjico nos llegará la versión autóctona de una de las variantes de los vampiros con La leyenda del Chupacabras.

El chupacabras forma parte de los mitos del folclore de América central y del sur, un ser sobrenatural al que le encanta succionar la sangre de animales domésticos y también del ganado. La adaptación forma parte de la serie de largometrajes Las Leyendas cuyos protagonistas son los jóvenes integrantes de un equipo de cazafantasmas. El estreno se ha fijado para el 20 de julio.

La remesa de propuestas de animación se completa con la coproducción entre China y Estados Unidos Duck, Duck Goose (10 de agosto), protagonizada por un ganso; la francesa ¡Vaya bichos! (17 de agosto) ambientada en el pueblo de los Divertidos y pequeños insectos; o los superhéroes de Teen Titans Go! La película (31 de agosto).

Teen Titans Go! La película

Con las vacaciones escolares en marcha, la temporada veraniega de cine familiar empezó el pasado viernes 22 de junio con el estreno de una producción española que no aspira a batir récords, pero significativa como es la primera aventura en la gran pantalla de Pocoyó.

Está dirigida a los más pequeños, y como si la acompañara en su debut estuvo una película con personajes de carne y hueso, y entre ellos un perro. Se trata de Superagente Canino en la que perros y humanos trabajan codo a codo para desarticular una red mafiosa de comercio ilegal de animales.

La ha dirigido Raja Gosnell, un director californiano especialista en cine familiar. Debutó con Solo en casa 3 (1997) y estuvo al frente de títulos como las dos entregas de Scooby Doo, Un chihuahua en Bervely Hills o las películas de Los Pitufos. Las dos se unieron a la nueva adaptación, en dibujos animados, de la novela de Jack London Colmillo blanco, y que se estrenó el 15 de junio.