Cuando una de las cámaras de la transmisión enfocó al cantante británico durante su show en Rusia, él mostró el dedo de en medio:

Robbie Williams ha sido el encargado de dar el pistoletazo de salida al Mundial. El británico ha sido el artista elegido por la FIFA para cantar durante la ceremonia de apertura.

El cantante de 44 años abrió con su famoso tema Let Me Entertain You (Déjame entretenerte). Seguidamente, le han acompañado en el escenario el arpista ruso Alexander Boldachev y la artista de ópera Aida Garifullina.

La polémica ha llegado casi al final de su actuación, cuando el británico ha hecho una peineta. Muchos, lo ha tomado como una ofensa y han criticado el gesto a través de las redes sociales, pensando que se trataba de una burla a la competición.

Sus fans, en cambio, le han defendido, asegurando que no tenía nada de polémico y que se trataba de “un recurso más” para animar el show. El cantante, por el momento no ha especificado cuáles han sido sus intenciones, aunque algunos creen que podría haberla dedicado a los homófobos.