Futbolistas como Iker Casillas, Figo, Samuel Eto’o, Javier Zanetti o Ronaldo hicieron acto de presencia en el Estadio Luzhniki durante el juego inaugural de la Copa del Mundo de Rusia.

Casillas, campeón mundial en 2010 y que estuvo acompañado por la modelo rusa Natalia Vodiónova, levantó la copa que será alzada por el equipo que gane la final que se disputará en este mismo estadio el 15 de julio.

El trofeo -más de seis kilos de oro macizo- sustituyó en 1970 al Jules Rimet, que Brasil se quedó en propiedad al ser el primer equipo en ganar tres Mundiales.

El presidente ruso, Vladímir Putin, presidirá la ceremonia de apertura, tras lo que se disputará el primer encuentro del torneo entre el anfitrión, Rusia, y Arabia Saudí.