El huracán “Irma” atravesó el domingo de sur a norte la península de Florida, Estados Unidos, con vientos de más de 175 kilómetros por hora, dejando a su paso tres muertos, graves inundaciones, árboles caídos y daños al sistema eléctrico, informaron distintas fuentes en Miami.

Degradado en la tarde del domingo a categoría 2, “Irma” -que causó previamente una veintena de muertos en las islas del Caribe- tocó tierra temprano como huracán categoría 4 en los Cayos de Florida, extremo austral del territorio estadounidense, donde se reportaron tres personas fallecidas en accidentes.

Más de dos millones de hogares del estado (unas seis millones de personas) quedaron sin energía eléctrica al paso del ciclón, que provocó severas inundaciones en localidades costeras como Miami Beach y Cayo Viscaíno, al este de Miami. El alcalde de Miami Beach, Philip Levine, reportó la caída de árboles y cables de tendido eléctrico en la famosa zona costera, e instó a la población a no salir de sus casas ni transitar por las calles.

En el condado de Miami Dade se impuso un toque de queda que se mantendrá hasta mañana lunes en dependencia de cómo evolucione la situación, informaron las autoridades.

Fuente.