Continúa la #crisis en #Barcelona

0
677

Al grito de “¡Fuera las fuerzas de ocupación!”, cientos de miles de personas se manifestaban este martes en Barcelona, en el marco de una huelga general para denunciar la violencia policial durante el referéndum de autodeterminación prohibido por la justicia, que agravó la crisis con el Gobierno español.

Convocados a paralizar esta región de 7,5 millones de habitantes por sindicatos, partidos y asociaciones, los manifestantes -unos 300.000 según la policía municipal- marchaban en columnas, que de manera desordenada cortaban la circulación en diferentes puntos.

“Las calles serán siempre nuestras”, “Adiós España”, “Independencia”, gritaban los manifestantes, en su mayoría estudiantes, que partieron de la Plaza Universidad.

En una pancarta podía leerse: “Quieren enterrarnos y no saben que somos semillas”.

“Creo que esto ya es imparable, la gestión que ha hecho el gobierno de España ha sido horrorosa”, decía a la AFP Albert Auset, informático de 51 años, que acompañaba a sus dos hijas, de 18 y 21 años, ataviadas con banderas independentistas y claveles rojos.

“Puede que con la fuerza consigan que no haya independencia este mes o este año, pero pasará, pasará”, agregaba.

Enzarzado desde hace años en un conflicto creciente con el gobierno del conservador Mariano Rajoy, el ejecutivo catalán llevó a cabo el domingo una consulta sobre la independencia pese a la prohibición del Tribunal Constitucional.

En un intento de impedirlo, policías nacionales y guardias civiles recurrieron a porras, patadas, empujones y balines de goma contra manifestantes decididos a votar.

Cientos de claveles rojos, dejados por los manifestantes, cubrían el martes las rejas de la Escuela Ramón Llull de Barcelona, que la policía rompió el domingo para entrar a requisar urnas antes de cargar contra un grupo de manifestantes.

Pese a todo, 2,2 millones de personas lograron participar en la consulta sin garantías legales. Ante el boicot de los partidarios del ‘no’, un 90% votó a favor de la independencia.

La Unión Europea (UE) y Naciones Unidas pidieron al gobierno de Rajoy que dialogue con el ejecutivo independentista catalán, que amenaza con una declaración unilateral en los próximos días si no hay negociación.

“SOS”, “Europe help us”: las pancartas de los manifestantes apelaban a la mediación internacional que el lunes había pedido el presidente catalán, el independentista Carles Puigdemont.

Fuente.

No hay comentarios