Por primera vez desde que se produjo hace cuatro años el accidente nuclear en la planta japonesa de Fukushima, China autorizó la construcción de una nueva central atómica.

Tras el terremoto y tsunami que provocaron un grave accidente nuclear en Japón, China estableció una moratoria y ordenó una revisión nacional de todos los reactores existentes. Ahora la Comisión de Desarrollo y Reformas autorizó finalmente la primera construcción nueva de la segunda fase de la central de Hongyanhe, en la provincia noreste de Liaoning.

Se trata de dos bloques de reactores de un millón de kilovatios cada uno. Sin embargo, las autoridades de supervisión nuclear aún tienen que dar su visto bueno. China cuenta en la actualidad con 23 reactores atómicos y tiene otros 26 en construcción. El mayor consumidor mundial de energía, que obtiene dos tercios de ella del carbón, quiere triplicar su capacidad nuclear hasta 2020.

Fuente.

No hay comentarios