Al menos 13 personas han muerto y más de 20 han resultado heridas después de que se estrellara un avión de la aerolínea Pakistan International Airlines (PIA) con 98 personas a bordo en una zona residencial cerca del aeropuerto de Karachi, en el sur de Pakistán, según ha informado el diario local Dawn.

Saad Edhi, portavoz de la organización humanitaria Fundación Edhi, ha confirmado que su personal ha sacado 13 cadáveres del lugar del impacto de la aeronave y los ha trasladado a hospitales cercanos. Además, ha señalado que hay entre 25 y 30 personas heridas, que son vecinos afectados por el accidente y que han sido trasladados a centros médicos. La cadena Geo ha explicado que uno de los pasajeros del avión es el presidente del Banco de Punyab, Zafar Masood, y que ha sobrevivido al siniestro.

“Se estrelló cerca del aeropuerto de Karachi. Estaba a un minuto del aeropuerto y cayó en una zona residencial”, ha indicado un portavoz de la Autoridad de Aviación Civil de Pakistán, Abdul Sattar.

Sattar ha confirmado el siniestro aéreo y ha señalado que el avión es un Airbus A320 que hacía el vuelo de la ciudad paquistaní de Lahore con destino a Karachi.

En un breve mensaje de vídeo, el consejero delegado de PIA, el general Arshad Malik, ha asegurado que el avión llevaba a bordo 91 pasajeros y ocho tripulantes y ha dicho que el piloto avisó a la torre de control de un “problema técnico”. El personal de la torre le comunicó que tenía las dos pistas de aterrizaje libres y que podía usar cualquiera de ellas pero el piloto decidió dar la vuelta, según Malik.