La exministra francesa de Cultura, Audrey Azoulay, fue elegida este viernes directora general de la UNESCO ante el catarí Hamad Al Kawari, según los resultados oficiales.

Azoulay, de 45 años, quedó primera tras seis rondas de votación y venció a Hamad bin Abdulaziz Al Kawari, también ex ministro de Cultura, quien no consiguió recabar apoyos entre sus vecinos del Golfo, a causa de una crisis abierta, liderada por Arabia Saudí, que impulsó un bloqueo del emirato. Azoulay consiguió 30 votos y su oponente, 28.

La elección, compleja y muy política, para designar al sucesor de la búlgara Irina Bokova cristalizó las tensiones en el seno de una institución falta de reformas y consenso.

Además, la campaña se vio empañada por el anuncio de Washington, el jueves, de su intención de abandonar la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, con sede en París, a la que acusó se guiarse por un sesgo antiisraelí.

Poco después, Israel anunció que hará lo mismo.

Azoulay, que tiene orígenes judíos y marroquíes, tendrá que enfrentar la difícil tarea de convencer a Estados Unidos e Israel de seguir siendo miembros, además de gestionar las acusaciones vertidas contra la institución.

El presidente francés, Emmanuel Macron, celebró su victoria en Twitter, afirmando que “Francia continuará luchando por la ciencia, la educación y la cultura en el mundo”.

Fuente.