El ex tesorero de la campaña electoral de la presidente de Brasil Dilma Rousseff y otro de sus ministros más próximos son investigados por el supuesto uso electoral de recursos desviados del esquema de corrupción en la estatal Petrobras, informó este domingo la prensa local.

Se trata de los primeros integrantes del ejecutivo investigados en el mayor escándalo de corrupción en la historia de Brasil, que tras golpear directamente al gobernante Partido de los Trabajadores (PT), ahora se acerca al Palacio de Planalto.

Según los diarios O Estado de Sao Paulo y O Globo, la corte suprema autorizó la investigación de Edinho Silva, actual ministro de Comunicaciones y vocero de la Presidente, por haber recibido 7,5 millones de reales (unos 2 millones de dólares) desviados del esquema, de parte del empresario Ricardo Pessoa de la constructora UTC Engenharia.

De acuerdo con los medios locales, el empresario declaró ante la justicia que entregó los recursos para la campaña presidencial de 2014 (tras la cual Rousseff fue reelegida con 52% de los votos) presionado por el ex tesorero Silva, como forma de soborno para no perder contratos con la estatal Petrobras.

“Soy favorable a que se investiguen todos los hechos, para que se aclaren todas las dudas”, señaló Silva en una nota enviada a la agencia de noticias AFP este domingo. “Tengo la tranquilidad de quien actuó como coordinador financiero de la campaña presidencial de 2014 dentro de la legalidad”, añadió, sin confirmar no obstante la investigación, que debe ocurrir bajo secreto de sumario.

Fuente.

No hay comentarios