A pesar de haber algunas manifestaciones de rechazo a la llegada del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador a Estados Unidos para la primera visita oficial con el presidente Donald Trump, la mayoría de personas que acudió a su encuentro lo recibieron con simpatía y apoyo, con música, baile y hasta mariachis.

En ese mismo lugar, los congregados para ver al jefe del Ejecutivo, quien iba resguardado por una escolta del Departamento de Seguridad Nacional de EEUU, también entonaron el Himno Nacional Mexicano y lanzaron frases como “¡No estás solo!”, en repetidas ocasiones.

El convoy del presidente López Obrador ingresó alrededor de las 2 de la tarde (hora de Washington) a la Casa Blanca; en donde instantes antes de que llegara la camioneta en donde viajaba el mandatario mexicano, el presidente estadounidense se colocó en la puerta principal para recibir a su homólogo mexicano.

Al llegar, Donald Trump y López Obrador se saludaron con un gesto sin darse la mano. Los mandatarios no llevaban cubrebocas y segundos después del encuentro histórico, ingresaron al interior de la Casa Blanca.

Luego de los saludos protocolarios, presentación de comitivas y firma del Libro de Invitados, los mandatarios sostienen en estos momentos un histórico encuentro privado.

Desde la tarde de ayer que llegó el primer mandatario a la Embajada Mexicana en Washington, decenas de simpatizantes se agruparon afuera con mensajes de apoyo, banderas de México, danzantes mexicas, y hasta con máscaras con su imagen.

Cerca de la estatua a Benito Juárez, en donde el presidente mexicano depositó una ofrenda floral esta mañana de miércoles, se congregaron varias personas para hacer evidente su postura respecto al gobierno mexicano. Algunos coreaban “¡Es un honor estar con Obrador!”, además de ondear sus banderas de México y pancartas en apoyo al proyecto que el mandatario ha llamado Cuarta Transformación.