La tormenta tropical Gordon ha golpeado ya este lunes las costas de Florida (EEUU) y amenaza con tornarse en huracán antes de alcanzar en el transcurso de la noche la costa central del Golfo de México, esto según informes del Centro Nacional de Huracanes.

Esta tormenta avanza ocasionando fuertes lluvias y vientos hacia el noroeste contando con una velocidad de desplazamiento de hasta 25 kilómetros por hora. Por lo que los expertos prevén que esta se convierta en huracán y alcance los Estados de Alabama, Arkansas, Luisiana y Misisipi, regiones donde tocará tierra.

Por parte de la Agencia de Emergencias en Misisipi se ha advertido a los habitantes en el sur del Estado que deben estar preparados para una evacuación.

Por otro lado, la alcaldesa de Nueva Orleans (principal puerto del río Misisipi) ha declarado el estado de emergencia en la ciudad por lo cual ha decidido cerrar algunas oficinas gubernamentales.

El gobernador Bel Edwars, del Estado de Luisiana, declaró el pasado lunes el estado de emergencia y se comprometió a enviar 200 miembros de la Guardia Nacional a las zonas a las que se pronostica que afecte el huracán.