La oposición laborista respaldó la ley impulsada por el primer ministro David Cameron, que aspira a reformar la relación entre el Reino Unido y la UE antes de celebrar el plebiscito, previsto para antes del fin de 2017.

El texto superó el trámite de la segunda lectura parlamentaria, la primera ocasión en la que los diputados debatían el proyecto, y pasará ahora a una nueva fase en la que los partidos propondrán enmiendas y cláusulas adicionales, informó la agencia de noticias EFE.

El canciller británico, Philip Hammond, que lideró el debate por parte de los conservadores, argumentó que “una generación entera” ha visto negado su derecho a pronunciarse sobre la pertenencia del Reino Unido a la UE.

“Han pasado casi cuatro décadas desde que yo y millones de británicos depositamos nuestro voto a favor de ser miembros de la comunidad europea”, dijo el jefe de la diplomacia británica en referencia al plebiscito de 1975 en el que el Reino Unido decidió continuar formando parte de la entonces llamada Comunidad Económica Europea (CEE).

“Como muchos otros millones de personas, yo pensaba que estaba votando por una comunidad económica que traería significativos beneficios económicos al Reino Unido, pero sin minar nuestra soberanía nacional”, advirtió Hammond.

Fuente.

No hay comentarios