El gobierno mexicano integró un grupo científico y destinó 150 millones de pesos para la atención, estudio y recolección del sargazo pelágico que recala, masiva y atípicamente en las playas de Quintana Roo desde hace meses, al igual que sucede en el resto de la región Caribe.

El anuncio fue hecho este jueves, en Cancún, por los titulares de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Juan José Guerra Abud, y de la Secretaría de Turismo (Sectur), Claudia Ruíz Massieu, quienes junto con el gobernador del estado, Roberto Borge, y el presidente municipal de Benito Juárez, Paul Carrillo, visitaron Playa Gaviota Azul, en la zona en donde se registra el arribo más voluminoso del sargazo pelágico.

El grupo científico está encabezado por la Secretaría de Marina Armada de México (Semar), su objetivo básico es entender la causa del arribo masivo de sargazo a costas mexicanas y analizar la posibilidad de recolectar las algas cuando se encuentren en mar abierto, para evitar su acumulamiento en las playas del Caribe Mexicano.

Ese grupo técnico está integrado además por la Comisión Nacional para el Uso y Conocimiento de la Biodiversidad (Conabio), el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INE) y diversas dependencias del gobierno federal. En conferencia de prensa, ambos funcionarios federales informaron aquí, que el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, destinó 150 millones de pesos para atender la problemática.

De los 150 millones de pesos, 90 provienen del Programa de Empleo Temporal (PET) para pagar a un promedio de cuatro mil 600 trabajadores, quienes manualmente recogen el sargazo a lo largo de los 200 kilómetros de playas en Cancún, Puerto Morelos, Akumal, Cozumel, Riviera Maya, Mahahual, Isla Mujeres y Tulum, en donde las algas tienen mayor presencia.

Adicionalmente los hoteleros realizan limpieza de playas con su personal y se ha echado mano de infractores o de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), para apoyar dichas labores.  Los otros 60 millones se canalizarán al Grupo Científico para financiar “la cosecha” del sargazo, mar adentro, si es que determinan que la medida es factible y no provocará impactos alternos en otros ecosistemas.

Guerra Abud enfatizó que se desconoce aún, si este fenómeno será cíclico y se repetirá en el futuro, pero aseguró que de ser así, se atenderá con el mismo interés y, de ser necesario, será autorizada una cantidad adicional.

Fuente.

No hay comentarios