El Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados estimó que para 2015 la recaudación por Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) a bebidas saborizadas ascenderá a 18 mil 271.1 millones de pesos (mdp), 0.1 por ciento del PIB, lo que implicaría una caída de 3.1 por ciento real anual.

Durante 2015, las bebidas saborizadas contribuirán con el 11.4 por ciento del total de la recaudación del IEPS (159,970.6 mdp) y con el 0.9 por ciento del total de los ingresos tributarios (un billón 978 mil 980.6 mdp).

El Centro de Estudios recordó que durante 2014, la recaudación por IEPS a bebidas saborizadas alcanzó un monto de 18 mil 254.9 millones de pesos, cifra que representa el 16.4 por ciento del total de ingresos obtenidos por concepto de IEPS (111,646.8 mdp).

Se plantea continuar desarrollando e implementando políticas públicas que permitan prevenir y combatir el problema de la obesidad y el sobrepeso en la población en general, siendo una de ellas, reducir el consumo de bebidas saborizadas, una de las principales causas de dichos padecimientos en México.

El CEFP relató que en las últimas dos décadas, el consumo de bebidas con alto contenido calorífico se duplicó entre los adolescentes y triplicó en los adultos, lo que explica el incremento desmedido de las personas con sobrepeso. Cada mexicano consume al año 176 litros de refresco.

Fuente.

No hay comentarios