Los animales de circo que a partir del 9 de julio ya no podrán aparecer en los espectáculos al entrar en vigor la Reforma a la Ley de Vida Silvestre tendrán un destino seguro y una vida digna, prometió Guillermo Haro Bélchez, titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Los empresarios que no quieran hacerse cargo de la manutención de los ejemplares, podrán entregarlos a una de las 12 mil Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silveste (UMAs), que existen en México. Aunque la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) todavía no tiene el censo completo de los animales que hay en los circos, se estima una cifra de aproximadamente dos mil 500 ejemplares.

Ante el amago de los dueños de circos de “dormir” a los animales que ya no podrán mantener por la nueva legislación, el titular de la Profepa advirtió que quien sacrifique a los ejemplares estará cometiendo un delito contra la biodiversidad.

Fuente.

No hay comentarios