La Presidencia de la República canceló la tradicional cena que se realiza con motivo del Grito de Independencia, la primera vez que no se ofrecerá dicho banquete por motivos de austeridad.

Se prevé que el próximo martes el jefe del Ejecutivo salga por el balcón central de Palacio Nacional a la arenga de Independencia y solo lo acompañará su familia.

El área de Comunicación Social de la Presidencia informó que estarán invitados los integrantes del gabinete, como parte del festejo, así como diplomáticos, representantes de la Iglesia, empresarios, integrantes de los poderes legislativo y judicial, entre otros.

En los dos años anteriores, el Presidente canceló su asistencia y convocó a una reunión de último momento con su equipo debido a que en 2013 los meteoros Ingrid y Manuel impactaron en Guerrero, mientras que en 2014 Los Cabos se vieron afectados por el huracán Odila. Peña Nieto se trasladó a las zonas de desastre tras el desfile militar del 16 de septiembre.

En 2014, la cena-degustación gourmet de platillos típicos para casi mil invitados tuvo un costo de alrededor de 18 millones de pesos.

Fuente.

No hay comentarios