El choque de trenes en la estación Oceanía de la Línea 5 del Metro fue a causa de un error humano y no por un desplazamiento de trenes, informó hoy la comisión investigadora del caso. El Comité para la Investigación de Incidentes Relevantes realizó una investigación exhaustiva, aseguró Gerardo Requis Bustos, director de Ingeniería y Desarrollo Tecnológico del Sistema de Transporte Colectivo Metro, al dar a conocer el dictamen sobre la causa del accidente.

La señalización y la radiocomunicación en la Línea 5 el día del accidente “estaban en condiciones operativas favorables”, aseguró Requis Bustos. Dijo que si las condiciones son desfavorables, no se operan los trenes. Explicó que cuando no llueve, los trenes deben ser operados con piloto automático, pero con lluvia se debe cambiar a modo de conducción manual.

Cuando el tren va en piloto automático, el conductor debe sostener un “arillo de hombre muerto” para que el tren se desplace automáticamente. Si el operador suelta este arillo, el tren se frena. En condiciones de pista de rodamiento mojada se usa la conducción manual para que el conductor del tren avance con marcha de lluvia, es decir a menor velocidad.

Fuente.

No hay comentarios