Acceso a mariguana para el tratamiento de enfermedades, uso lúdico y para la investigación científica del estupefaciente, propuso el PRD en el Senado, con una iniciativa de adiciones a la Ley General de Salud en la que destaca el beneficio que pueden tener personas que requieren medicamentos hoy prohibidos, como la niña Graciela Elizalde Benavides, que tuvo que recurrir a un amparo para que le permitan un tratamiento con canabidiol (CBD).

El senador Mario Delgado y otros ocho integrantes de la bancada del PRD proponen el acceso a sustancias derivadas de la mariguana para el tratamiento de enfermedades, siempre que los beneficios potenciales sean mayores que los riesgos. La reforma que plantea el PRD precisa que se autoriza el consumo, pero no el comercio de la hierba.

A la vez, facultará a las autoridades de salud a autorizar el uso científico y de investigación de la mariguana, y de esta manera se podrá desarrollar en México la investigación médica actualmente prohibida. “En caso de que una persona enferma haya agotado todos los recursos médicos autorizados (por la Ley General de Salud) y las autoridades sanitarias y de Salud, tiene derecho a recurrir con la prescripción y acompañamiento médico respectivo a tratamientos y recursos terapéuticos en fase de investigación”, plantea el proyecto de la izquierda.

Se deberán autorizar medicamentos de este tipo “cuando exista posibilidad fundada de salvar la vida, restablecer la salud o disminuir el sufrimiento del paciente, siempre que los beneficios potenciales sean mayores que los riegos”. Desde luego, se dispone que para garantizar este derecho las autoridades sanitarias estarán habilitadas para la realización de los actos administrativos a que haya lugar.

A la par, plantea una adición a la Ley General de Salud que autoriza el uso lúdico de Cannabis sativa, índica y americana, o mariguana, su resina, preparados y semillas. “Se otorgará autorización para fines lúdicos, a excepción de los relacionados con el comercio”, expone.

Fuente.