La Feria Internacional del Libro (FIL) se convirtió en el epicentro del arte y la cultura del mundo de habla hispana y, con Reino Unido como invitado de honor, presentó una amplia oferta literaria, artística y cultural.

La FIL puso fin a su XXIX edición, la noche del domingo 6 de diciembre, tras nueve intensos días de actividades, entre ellas 605 presentaciones de libros y 168 foros literarios a los que asistieron más de 82 mil personas.

En una conferencia de prensa que simbolizó la clausura del evento, anunció que para celebrar las tres décadas ininterrumpidas de esta feria, el evento literario más importante de Iberoamérica, se decidió que toda la región Latinoamericana fuera honrada.

En la mencionada conferencia participó el embajador de Reino Unido en México, Duncan Taylor, quien recordó que con esta feria se pone el broche de oro a las actividades del Año Dual que han celebrado ambos países.

Fuente.