Con el objetivo de promover el incremento de la conciencia pública y la cooperación a (todos los niveles); y para reconocer y recordar a todos que la desertificación es un grave problema mundial que puede ser abordado de manera efectiva, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, ha instruido que las instituciones públicas nacionales trabajen direccionadas y unidas hacia el beneficio integral de la población de nuestro país.

La Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) declaró en 1994 el 17 de junio como el “Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía”, para promover la conciencia pública en los países afectados por esta problemática, entre ellos México; se han diseñado una serie de actividades de difusión para reconocer y recordar los efectos del deterioro de los suelos y con ello detener y revertir sus efectos.

México es uno de los 163 Países Parte afectados de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD) que conmemora esta fecha, por presentar el 65 % del territorio con procesos de desertificación y una población de 63 millones de personas afectadas por estos daños en 2010.

La desertificación, de acuerdo a la CNLUD es la degradación de las tierras en zonas secas, y está presente en 115.9 millones de hectáreas o el 59.2% de la superficie del país. Las poblaciones de 17 de las 20 ciudades más pobladas del país están viviendo en zonas afectadas por procesos de degradación de tierras, sequía y desertificación.

Fuente.

No hay comentarios