Dueña del #Rébsamen una historia de litigios

0
710

Los problemas legales de Mónica García Villegas, dueña del Colegio Enrique Rébsamen, no son nuevos. Hace más de 10 años ya tenía denuncias penales en contra. La acusó su propio hermano por quitarle precisamente la escuela que se derrumbó por el sismo del 19 de septiembre.

Informes obtenidos por La Razón detallan que en 2004 Enrique García Villegas presentó una denuncia penal por el delito de despojo en contra de su hermana. 

Las autoridades saben que la escuela fue creada en 1983 por la madre de ambos y con el tiempo la fueron ampliando. A la muerte de la señora, Mónica se hizo cargo del colegio de la delegación Tlalpan.

Fue entonces que su hermano presentó cuando menos un par de denuncias penales en su contra.

Con el tiempo, Mónica le permitió a Enrique vivir en el mismo domicilio, ubicado en la calle Rancho Tamboreo. Hasta antes del sismo, este hombre ocupaba uno de los pisos que se derrumbó en la escuela.

De hecho, este hombre fue quien acompañó a la directora sacar sus objetos personales del colegio en carritos del supermercado, cuando las autoridades aún trabajaban para rescatar el cuerpo de una mujer que permanecía atrapado bajo los escombros.

El mismo Enrique García estuvo con Mónica la última ocasión en que los padres del Rébsamen, la vieron.

La Razón obtuvo una imagen captada ese día. Fue el viernes 22 de septiembre cuando se reunió con algunos de ellos para decirles que esperaba reanudar pronto las clases en algún otro lugar. En la fotografía la mujer aparece con un collarín de tela y su hermano está detrás de ella.

Desde aquel día los padres de familia no han vuelto a reunirse con ella, aunque al menos en tres ocasiones se convocó a pláticas con ella, éstas finalmente fueron canceladas o ella no llegó.

Por medio de grupos de WhatsApp, les ha enviado supuestos mensajes en los que pide que paguen la colegiatura, aunque después les asegura que eso no es prioridad; también les dice que por favor envíen saludos a sus hijos.

A dos semanas del sismo que acabó con el colegio y la vida de 26 personas, un grupo de personas se manifestó ayer a unos pasos del colegio Rébsamen, en la esquina de División del Norte y Calzada de las Brujas, para exigir que la mujer les dé la cara.

Con mantas, cartulinas y globos blancos, acusaron que Mónica García es la responsable de lo que sucedió y que se ha escondido desde hace días.

Fuente.

No hay comentarios