El aumento de consultorios adyacentes a farmacias (CAF) está a punto de duplicar su número en relación al 2010 y de acuerdo a organizaciones civiles esto es una señal de la ineficacia del sistema de salud para brindar cobertura de salud a la población.

Las 15 mil farmacias que brindan estos servicios en México generan 300 mil consultas diarias, de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública. Un modelo que ha proliferado por la escasez de servicios de salud y la mala atención, de acuerdo con organizaciones civiles.

Un estudio “sobre la práctica de la atención médica en los CAF”, hecho por la Fundación Mexicana para la Salud y el INSP del 2014, determinó que el 70 por ciento de los pacientes que acuden a estos sitios tienen seguridad social, lo que podría ser otro indicativo de la calidad de los servicios que reciben ahí. De acuerdo con expertos consultados, en zonas urbanas los usuarios esperan en promedio 1 hora con 40 minutos para recibir consulta.

El mes anterior, la investigadora del INSP, Anahí Dreser Mansilla, sostuvo en conferencia de prensa que el 79 por ciento de los pacientes con un padecimiento respiratorio viral reciben antibiótico, de los cuales 78 por ciento son de amplio espectro, lo que habla de una sobreprescripción. Y de los pacientes que sí requieren antibiótico, el 70 por ciento recibe un medicamento que no es el más adecuado para su enfermedad, reportó la agencia Notimex.

Fuente.

No hay comentarios