Ante el aumento de casos de robo de identidad en los últimos meses en el país, este lunes se presentan las primeras medidas de prevención, así como los protocolos para actuar en caso de que se detecte este delito en usuarios de servicios financieros en México.

De acuerdo con Luis Fabre, vicepresidente técnico de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), es una actividad ilícita con severas afectaciones sobre el patrimonio de un ciudadano. “Mientras un fraude puede ser una operación específica sobre un producto, el robo de identidad va más allá. Es la suplantación de la identidad de una persona y en ese sentido puede tener una afectación patrimonial o moral mucho más profunda“, destacó.

El dato más reciente dado a conocer por la Condusef, es que en agosto pasado, las reclamaciones por este delito tuvieron un aumento de 10% al presentarse más de 4 mil 600 casos. Pero los propios cálculos de la autoridad advierten que al finalizar 2015 la cifra crecerá más de 25 %.

Fuente.

No hay comentarios