Médicos del Instituto Nacional de Rehabilitación, de la Secretaría de Salud, presentaron una técnica denominada Hipertermia Hídrica Controlada, la cual abre nuevas esperanzas para los pacientes con cáncer de hueso. Generalmente es aplicada en pacientes que presentan tumores malignos de grandes volúmenes y que corren el riesgo de perder alguna extremidad.

La técnica consiste en someter al hueso enfermo a tratamientos basados en aplicaciones de calor en la zona afectada, mediante vapor de agua, o sumergiendo la parte en agua a temperaturas que alcanzan hasta los 80 grados centígrados, lo que permite matar las células cancerígenas.

Con ésta técnica han salvado las extremidades de varias personas que estaban destinadas a la amputación por presentar osteosarcoma o condrosarcoma, dos de los tipos de cáncer en huesos más comunes. Las lesiones óseas ocupan el tercer lugar de todos los tumores y afectan principalmente a los adolescentes y personas menores de 30 años.

Fuente.

No hay comentarios