Alrededor de 30 padres de familia del caso de la Guardería ABC, en donde murieron 49 bebés, además de que otros resultaron lesionados de por vida, se encuentran en pláticas con el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la CIDH para que se encargue de la investigación del incendio en la instancia infantil de Hermosillo, Sonora.

Después de leer un comunicado en donde acusan al gobernador de Sonora, Guillermo Padrés, de haber dejado en la impunidad la tragedia, los familiares aseguraron que han establecido contacto con el GIEI para hacerles la petición para que se encarguen del caso, debido a que siguen sin creer la versión de que una falla en el aire acondicionado haya sido la causa de lo que ocasionó el accidente.

Por su parte, una de las madres, Julia Escalante, aseguró que se trata de un grupo que ha optado por separarse de los otros movimientos de padres y familiares, ya que “no se sentían representados, nos sentíamos limitados en decisiones del caso”.

Algunos de los tutores integrantes del grupo se autonombran “Padres por la justicia ABC”, mismos que ya cancelaron sus contratos con los abogados que llevaban el caso, quienes actualmente trabajan con la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas.

“Hemos tomado decisiones que los abogados no permitían por estrategia, y por eso estamos aquí bajo nuestras propias decisiones y para asumir los riesgos. No podría decir que hubo malos manejos del caso por parte de los defensores, pero muchos de los que estamos aquí ya no estamos siendo representados por abogados porque nos sentíamos truncados por sus estrategias”, dio a conocer.

Escalante aseguró que están a la espera de tener un acercamiento con Claudia Pavlovich, quien será la próxima gobernadora de Sonora, a quien le exigieron que asuma la responsabilidad institucional que tiene con el gobierno que va a encabezar.

Fuente.

No hay comentarios