La hidratación tiene que ver con el buen funcionamiento del cuerpo en general, pero sobre todo del cerebro, señaló Arturo Torres Gutiérrez Rubio, internista y director general del Instituto de Bebidas para la Salud y el Bienestar.

En entrevista explicó que una hidratación insuficiente en principio no tiene manifestaciones físicas sino cognitivas, pero las personas suelen echar la culpa a otras causas como la edad o el estrés.

Detalló que si una persona baja de peso en cuestión de horas o días no puede tratarse más que de agua, porque no se puede perder ni grasa ni masa muscular de manera tan rápida.

Entonces cuando se tiene una baja de peso tan pequeñita como 1.2 por ciento en las mujeres o 1.5 por ciento en los varones se empiezan a tener manifestaciones muy sutiles, tales como dificultad para la concentración, dolor de cabeza leve, distracciones y una mayor dificultad para realizar las labores cotidianas.

El experto destacó que una persona bien hidratada invariablemente tiende a tener mejor desempeño, hace las cosas en menos tiempo y con mayor asertividad.

Fuente.

No hay comentarios