La lactancia materna no sólo protege la salud y el desarrollo del bebé, también ayuda a las madres a reducir el riesgo de padecer una hemorragia obstétrica o cáncer de mama y de ovario, así como la osteoporosis.

El doctor Carlos Benítez Pineda, sub director del Hospital General Dr. Salvador Zubirán Anchondo comentó que amamantar ayuda al cuerpo de la madre con el proceso de recuperación, reduce la cantidad de sangrado, evita las hemorragias post parto y la anemia, además contribuye a la contracción del útero lo que ayuda a que en menor tiempo recupere su tamaño normal.

La doctora Leticia Ruiz González, coordinadora estatal de Salud Materna y Perinatal de la Secretaría de Salud, agregó que “al dar pecho” se reduce el riesgo de padecer cáncer de mama ya que la glándula mamaria logra su madurez celular y por lo tanto la incidencia es menor, también funciona como método para prevenir el cáncer de ovario y se tiene un menor riesgo de padecer osteoporosis después de la menopausia con una reducción de fracturas de cadera en edad avanzada.

A pesar de todos los beneficios el número de mujeres que amamantan a sus hijos es cada vez menor, por causas como el ritmo de vida laboral, así como la falta de producción de leche.

Fuente.

No hay comentarios