Como nunca antes en la historia, el deporte chiapaneco ha alcanzado trascendencia internacional por medio de sus atletas, ya que algunos de ellos lograron calificar a los Juegos Panamericanos que actualmente se llevan a cabo en Toronto, Canadá.

En ese grupo de chiapanecos ya se han presentado noticias buenas y malas antes de que comenzara oficialmente la justa continental.

El caso que más ha causado revuelo a nivel estatal es el de la saltadora con garrocha, Carmelita Correa Silva, una joven atleta quien comenzó su preparación atlética cuando apenas era una niña y que ahora está convertida en una de las mejores saltadoras de esa especialidad que tiene México.

sa_1436551029CArmelita

El pasado 13 de junio, en los Juegos Nacionales de Primera Fuerza que se realizaron en Morelia, Michoacán, Carmelita logró una marca de 4.13 metros en su primer salto del evento. Ese registro fue suficiente para batir el récord nacional de 4.12 metros. Esto le dio el pase directo a los Panamericanos.

Los días posteriores fueron de apretar en su preparación y recibir varias llamadas y solicitudes de entrevistas con medios locales y nacionales. Para Carmelita, alcanzar el boleto panamericano se había convertido en una de las metas más altas de su carrera deportiva, sólo después de la medalla de oro que obtuvo en los Juegos Centroamericanos y del Caribe del 2013.

Carmelita es una de las pocas joyas del deporte chiapaneco. Su época de atleta infantil la transcurrió vistiendo los colores del estado y de la selección nacional en eventos nacionales e internacionales categoría junior. Sin embargo, hace cerca de una década, su talento fue adquirido por el Instituto de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), quien la becó por sus resultados.

En Monterrey continuó su preparación, con miras a lo que sería su etapa adulta. Hoy, a los 26 años de edad, Carmelita está en su mejor momento deportivo, por lo que su presencia en los Panamericanos se antojaba lógica e incluso promisoria de buenos dividendos.

Pero de última hora, la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo informó que la chiapaneca no podría acudir a Toronto, por un aparente recorte en los espacios que tiene la delegación mexicana en la disciplina de atletismo.

Todo parece indicar que fue la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA) quien tomó la resolución de reducir a 33 el número de atletas mexicanos en los Panamericanos, lo que implica que Carmelita y cinco deportistas más se quedaron con las ganas de acudir al certamen internacional.

En contraparte, el organismo rector del atletismo logró que la delegación mexicana pudiera contar con un total de 33 representantes en diferentes pruebas de pista y campo. Carmelita Correa se quedó en la orilla de ir al evento más importante de su carrera y todo indica que fue una cuestión encabezada por elementos de pantalón
largo lo que los privó de esta posibilidad.

Al final, un análisis técnico emitido por la Comisión Técnica de la ODEPA y de algunas federaciones nacionales, se logró la extensión de cupos de 680 a 711, sin que ninguno de esos espacios fuera para la chiapaneca.

La noticia de la chiapaneca es mala si tomamos en cuenta que dio los registros necesarios para ganar el boleto panamericano. Su esfuerzo, lo duro de los entrenamientos y todos los sacrificios que ha hecho con tal de sobre salir, en este caso, no sirvieron para nada.

Es lógico pensar que Carmelita tendrá nuevas oportunidades de alcanzar eventos de trascendencia continental y mundial, únicamente tendrá que enfocar su cuerpo y mente en continuar en ese camino ascendente dentro de una complicada disciplina como el salto con garrocha, en la que México no tiene un historial ganador. Suerte a Carmelita.

La buena noticia para el deporte chiapaneco es que en Toronto contará con representación por medio de atletas como Aremy Fuentes, chica que también cuenta con una beca en el norte del país para su desarrollo académico y deportivo.

En los Panamericanos, los otros chiapanecos son: Luis Damas en judo, Genaro Rodríguez en 100 metros con vallas y Martín Zúñiga, quien es parte de la selección mexicana de futbol.

Lo que resta es esperar a ver la actuación de la delegación mexicana en los Juegos Panamericanos 2015 y más particularmente analizar los resultados que puedan obtener los atletas de Chiapas, un estado que no da el estirón en deportes y que tiene en estos jóvenes una enorme oportunidad de trascender en el plano internacional. Nos leemos en la próxima Línea de Fondo.

No hay comentarios