La victoria de México frente a Alemania en #Rusia2018 recuerda a los tiempos de júbilo del Mundial de 1986. Las calles mexicanas están plagadas de gente con banderas mexicanas, estridentes máscaras de luchadores y envueltas en una sinfonía de pitidos de automóviles.

Al igual que le sucedió a España en su estreno en el Mundial de Brasil hace cuatro años, Alemania, la última campeona del mundo, también cayó derrotada en su presentación en el estadio Luzhniki, en Moscú. La derrotó un México muy intenso que castigó a los alemanes a la contra, suerte en la que anotó el único gol del partido, en una jugada de  Javier Chicharito Hernández, que habilitó a Hirving Lozano, que después de un recorte batió a Manuel Neuer. No fue la única oportunidad del Tri, que le encontró debilidades a Alemania a la carrera. En la otra portería, el asedio de los de Löw no tuvo fruto y el resultado ya no se movió del 0-1.

No hay comentarios