México, líder en escuelas chicas y hacinadas

0
1997

Hacinamiento, ésa es la palabra que podría resumir la situación que se vive en los salones de clases en México en los niveles de primaria, secundaria y bachillerato, de acuerdo con el Segundo Estudio Internacional sobre la Enseñanza y el Aprendizaje  2013 (Talis, por sus siglas en inglés) que compara indicadores en la materia de 34 países.

De acuerdo con los datos del programa diseñado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México cuenta con las escuelas más pequeñas de los países evaluados, pero con los grupos de estudiantes más grandes.

Así, según el comparativo, editado por el Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (INEE), en México, el promedio de niños en un salón de clases de primaria es de 26.3 contra el promedio de 20.3 de los demás países; en secundaria, la situación se agrava, con un promedio en una aula mexicana de 30.3 alumnos contra 24.1 en el estándar de la OCDE.

Pero, si esto no fuera suficiente, en el nivel bachillerato, en México se llega al extremo de meter en un mismo salón de clases a 34 estudiantes (33.9 como promedio), mientras que el estándar de la OCDE es de 24.1.

Las cifras muestran claramente que mientras que se avanza en nivel escolar en el resto de los países de la OCDE el número de estudiantes por aula disminuye, mientras que en México ocurre exactamente lo contrario, notándose un cuello de botella en la cobertura, que se amplía en el nivel de preparatoria.

“El tamaño del salón de clases es importante en el ámbito educativo, ya que se ha encontrado que las escuelas con menos alumnos presentan un mejor clima organizacional y sus estudiantes logran mejores resultados”, dice. Por otra parte, la evaluación de los docentes en nuestro país no tiene prácticamente ninguna repercusión para ellos, como lo afirman los propios docentes.

Por ejemplo, en el nivel de secundaria, el promedio en la OCDE es que a los maestros mal evaluados en un 56 por ciento se les informa del despido como sanción; en México, la cifra es de 20 por ciento. Se hace saber del cambio de responsabilidades como consecuencia de su mal desempeño a los docentes peor evaluados en la OCDE al 73 por ciento frente al 46 por ciento en México.

Fuente.

No hay comentarios