México registró un nivel de productividad de 60 por ciento por debajo del promedio de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE). Esto lo coloca como el país del bloque con la productividad más baja, de acuerdo con un informe del organismo.

Gabriela Ramos, directora del gabinete de la OCDE, explicó que una de las razones está relacionada con con el bajo nivel de educación y competencia laboral. Parte del problema de la baja productividad es que sólo 20 por ciento de la población tiene educación en nivel medio superior y superior, entonces ahí estamos viendo ya el inicio del desfase, pero incluso la población de 24 a 64 años con un título profesional hay que preguntarnos también qué tanto los que tienen un título están enfocándose a tener trabajos productivos”, afirmó.

De acuerdo con el estudio, también presentado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), la productividad total en los factores de la producción del país se redujo en 1.4 por ciento anual en promedio entre 2000 y 2014, mientras que en la mayoría del resto de los países integrantes de la OCDE se observó un incremento.

Expertos latinoamericanos apostaron por la educación de calidad como elemento clave para desarrollar un modelo productivo que consiga la disminución de la pobreza y la desigualdad en la región. El punto de partida fue el informe elaborado con la colaboración de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

Fuente.

No hay comentarios