Bajos ingresos, extenuantes jornadas laborales y el más alarmante clima de violencia entre las naciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), son solo algunos factores que menoscaban la calidad de vida en México, aseguró este organismo en su informe “¿Cómo va la vida?”, que intenta medir aspectos del desarrollo social fuera de la ortodoxia económica.

Además de tener una de las peores condiciones de empleo, los mexicanos son los que menos ganan. El ingreso disponible neto de los hogares es el más bajo, con cerca de 13 mil dólares per cápita, menos de la mitad del promedio de la OCDE, de 27 mil dólares, y aún más lejos de Estados Unidos, que ocupa el primer lugar, con 39 mil.

En los dos indicadores que miden la violencia, México obtuvo el resultado más alarmante. La tasa de muertes por asalto fue la peor entre los países del organismo, al ubicarse en 23 por cada 100 mil habitantes, más de cinco veces el promedio de la OCDE de cuatro por cada 100 mil.

En materia de vivienda, el país obtuvo el peor promedio, con apenas una por persona por habitación, mientras que el promedio de la OCDE se ubica en 1.7, y Canadá tiene el primer lugar, con casi tres.

Asimismo, en educación México reprobó en cuanto a la medición de habilidades cognitivas de estudiantes mayores de 15 años, con 417 puntos en el Programa para la Evaluación de las Competencias de Adultos (PIAAC, por su sigla en inglés), el cual mide alfabetismo y habilidades numéricas.

En otro tema, y ante la poca utilidad del Producto Interno Bruto para medir un desarrollo económico que disminuya la desigualdad, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), anuncio que incluirá nuevas mediciones, e impulsará mayor innovación en la medición del estado de ánimo de la población, a través del análisis del uso del Twitter por parte de los mexicanos.

Fuente.