91 por ciento de las empresas de Nuevo León revelaron que tuvieron una disminución de sus ventas en un 57 por ciento a causa de la situación por el COVID-19.

Lo anterior lo dio a conocer una encuesta aplicada por la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco) Monterrey la cual fue aplicada del 9 al 13 de abril a 268 micros, pequeñas, medianas y grandes empresas del estado.

Los resultados también dieron  a conocer que el 65 por ciento de las empresas no estarán en condiciones de cumplir con sus compromisos fiscales este mes de abril.

Algo más es que el 75 por ciento de las empresas se encuentran cerradas temporalmente  o han disminuido sus horarios de apertura.

“Otro dato relevante es que el 43 por ciento de las empresas reportó una disminución de 16 por ciento en su personal ocupado, con respecto al mes de febrero”, informó Canaco Monterrey.

Las empresas encuestadas sostuvieron que los apoyos que les ayudarían a sortear la situación actual serían:  diferir el pago de impuestos federales, diferir las cuotas del IMSS e Infonavit; que el gobierno implemente un sueldo de emergencia para cubrir una parte del salario de los trabajadores y la aplicación de la compensación universal del ISR y del IVA.

Además, estas mismas empresas registran un 46 por ciento del sector comercio, el 42 por ciento del sector servicios, el 3 por ciento al ramo turístico y el 9 por ciento a otros giros.