Ante el presunto enriquecimiento ilícito de su familia, el gobernador del Estado, Rodrigo Medina de la Cruz, declaró que ha sido víctima de una campaña negativa en su contra, que incluso inició antes de las campañas electorales.

“Un servidor, como mi familia, hemos sido objetos de una campaña negativa muy fuerte, creo que histórica, jamás se había visto una guerra sucia tan directa contra una persona y su familia”, señaló. El Gobernador mencionó que son señalamientos y acusaciones sin fondo, ya que no se han presentado denuncias legales y aseguró que su patrimonio es legítimo y estará incluido en su declaración patrimonial.

“No hemos sido notificados de ninguna situación legal. Yo puedo asegurar que el patrimonio que yo he construido por más de 20 años de trabajo es perfectamente legítimo y legal está incluido en mi patrimonio patrimonial. Me lastima muchísimo, que con el afán de tener un logro político electoral, se lleve a un lugar totalmente incómodo y falso, la honorabilidad y el prestigio de una persona y una familia”.

Rodrigo Medina afirmó estar dispuesto a enfrentar cualquier autoridad para aclarar las acusaciones, ya que asegura son verdades a medias.

Fuente.

No hay comentarios