Tras el ataque contra Ernesto Quintanilla, edil de Cadereyta, Aldo Fasci, Secretario de Seguridad de Nuevo León, solicitó reforzar su seguridad a los 11 alcaldes de la Zona Metropolitana.

“Van a tener que cuidarse por la ola de inseguridad. Estamos en alerta desde hace meses y acordamos eso”, expresó Fasci.

El funcionario dijo que la solicitud de reforzar la seguridad de los alcaldes se realizó formalmente en una reunión previa con los 11 municipios.

Explicó que el ataque contra la casa y escoltas del alcalde de Cadereyta fue sorpresivo y actualmente se siguen dos líneas de investigación no mencionadas.

Ernesto Quintanilla no había recibido ningún tipo de amenaza y no existían antecedentes de posibles ataques en su contra.