La corrupción en Nuevo León tiene nombre y apellido: es el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, afirmó esta mañana Felipe de Jesús Cantú, candidato del Partido Acción Nacional a la gubernatura ante socios de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Monterrey (CANACO).

Esto fue en respuesta a los cuestionamientos del comercio organizado en torno al tema de la corrupción en el sector público, como parte del evento denominado “Dialogo con los Candidatos”. “Yo sí le quiero poner nombres y apellidos; Rodrigo Medina de la Cruz se ha enriquecido a costa del pueblo de Nuevo León y por supuesto que le voy a rascar a ese y a los casos que mencioné para poder sancionar”, indicó en su ponencia.

Todos los actos de corrupción que han sido publicados, se investigarán y se procederá con la denuncia respectiva, advirtió. “Si se trata de recursos federales, la denuncia tendrá que presentarse en la PGR, pero si no, la mano dura tiene que notarse en los hechos de cada acción de parte del gobernador, a través de su procuraduría. Las escaleras se barren de arriba para abajo, voy a empezar con los más altos funcionarios e iremos bajando escalón por escalón hasta encontrar a los responsables de cada caso.

Las denuncias incluirán a los municipios, sin importar su partido de procedencia, a través del Congreso del Estado, quien tiene el deber de revisar las cuentas públicas, explicó.

No hay comentarios