Imprudente catástrofe

Un saldo de 22 muertos y más de 30 heridos fue el trágico resultado luego de que un tren arrollara a un autobús de pasajeros en el municipio de Anáhuac, al norte del estado de Nuevo León. Lamentable la negligente conducta del operador de la unidad que pretendía ganarle el paso a la bestia de metal.

descarga (1)

 

No hay comentarios