Esta semana internautas reportaron que el cielo se tornó con tono rojo muy extraño en el municipio de Apodaca, ubicado en la Zona Metropolitana de Monterrey, Nuevo León.

Los primeros reportes aseguraron que la zona se vio afectada por lluvia acompañada de granizo, lo cual pudo originar que el cielo se pintara de rojo.