Entre aplausos y lágrimas se aprobó este lunes la Ley de Declaración de Ausencia por Desaparición Forzada en el Congreso de Nuevo León. El llanto y la alegría fue de las madres y esposas de desaparecidos, integrantes de Grupo Amores y Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (CADHAC), quienes exigieron durante meses la aprobación de la legislación.

Desde hoy esa Ley que protege a las familias de los desaparecidos es una realidad, los 38 diputados presentes en la sesión votaron a favor. Virginia Buenrostro, integrante de Grupo Amores y con dos de sus dos hijos desaparecidos desde 2010, dijo que 54 familias ya están listas para solicitar esa declaración.

“Lo mejor de esta Ley es que le da dignidad a nuestros desaparecidos y que le quita una parte de la carga a las familias”, agregó la también activista. La hermana Consuelo Morales, directora de CADHAC, manifestó que son más de mil familias las que al final se verán beneficiadas.

“Todas las familias que ya pusieron una denuncia pueden solicitar esta declaración de ausencia”, manifestó la religiosa. El diputado Luis David Ortiz, presidente de la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales, explicó que no fue posible incluir en la legislación la congelación de deudas y créditos hipotecarios. Tampoco conservar para las familias los beneficios ligados al trabajo del ausente, como los servicios médicos, debido a que los congresos estatales no tienen ingerencia en temas laborales y mercantiles.

Fuente.

No hay comentarios