De acuerdo con proyecciones de instituciones de salud, 27% de niños de 6 años con obesidad y sobrepeso vivirán con esta condición cuando sean adultos. Asimismo, 75% de los menores de hasta 12 años con obesidad y sobrepeso tendrá esa condición si no se corrigen sus hábitos de alimentación y se activan físicamente.

El Instituto Nacional de Pediatría estableció que los menores con problemas de peso tienen mayor probabilidad de presentar alteraciones hormonales y, en el caso de las niñas y adolescentes, puede generar infertilidad, ovarios poliquísticos y alteraciones del ritmo menstrual.

Jaime Pineda Pineda, subsecretario de los Servicios de Salud en Coahuila, aclaró que las proyecciones pueden revertirse con programas de alimentación saludable y activación física, pues además se relaciona al sobrepeso y obesidad con casos de cáncer, lo que está comprobado científicamente.

Explicó que los pronósticos indican una tendencia por los factores familiares, culturales, educativos y de hábitos que condicionan que un menor presente sobrepeso y obesidad, y pueden llegar a la adolescencia y vida adulta presentando esas características.

Fuente.