Un centenar de personas, entre arquitectos, urbanistas, vecinos, académicos, analistas, artistas, activistas y ciudadanos, exigió derogar la declaratoria de necesidad para construir el corredor cultural Chapultepec y cancelar todos los actos que derivaron de ésta, así como abrir un nuevo proceso para reimaginar el corredor con base en los intereses de los habitantes de la ciudad y las necesidades de quienes no usan el auto, y no de los intereses comerciales de unos cuantos, es decir: construir una ciudad para todas y todos.

Este martes, sin embargo, el gobierno de Miguel Ángel Mancera anunciará de manera oficial el proyecto de zona de desarrollo económico y social (Zodes) o corredor cultural Chapultepec, que modificará la vida de millones de personas que por aquí pasan por razones de trabajo, paseo y vivienda.

Simón Levy, responsable del proyecto por parte del gobierno capitalino, justifica la obra aduciendo que la avenida está descuidada y se encuentra ocupada por indigentes. Sin duda lleva abandonada muchos años, pero la necesidad de recuperarla no implica un proyecto comercial excluyente, afirmaron.

Hoy, consideraron los más de cien firmantes del documento, se requiere mejorar la calidad de los espacios existentes, por lo que las acciones del gobierno se dirigen a dividir, excluir y estigmatizar.

Fuente.

No hay comentarios