En un hecho calificado como inédito dentro del mundo del espectáculo nacional, el exitoso intérprete Luis Miguel canceló un concierto programado en la ciudad de Mérida, Yucatán el pasado 7 de febrero y dejando insatisfechos a 7 mil espectadores, lo que derivó en el encarcelamiento temporal de su manager por incumplimiento de contrato.

Si bien desde la oficina de prensa del cantante, que cumplirá el próximo 19 de abril 45 años de edad, se lanzó la versión oficial de que la ausencia se debió a un desperfecto en la aeronave que lo trasladaría a la península yucateca, la versión que hizo circular uno de los empresarios encargados de organizar el evento es que el sol se puso una borrachera tal que le impidió cumplir con el compromiso… ¿será cierto?

Lo que sí es una realidad es que tras al escándalo por su exagerado sobrepeso -que no lo es tanto, sino malévolo efecto del photoshop y la delirante imaginación de los cibernautas que inundaron por varios días las redes sociales con los populares memes- se añade este episodio, contrastando con la acostumbrada disciplina y discreción que por más de 30 años han caracterizado su carrera.

Fuente. Imagen: Univisión,

No hay comentarios