A pesar de ser excluida de la lista de candidatos plurinominales de su partido a la Cámara de Diputados, como parte del revanchismo político que se vive dentro de Acción Nacional, la esposa del expresidente Felipe Calderón sigue con la camiseta blanquiazul bien puesta, y exhorta a sus compañeros militantes a que “no se vayan”.

Entrevistada en el Palacio de San Lázaro tras su participación en un encuentro con representantes de organizaciones pro-migrantes de Estados Unidos, Margarita Zavala Gómez del Campo, con más de 20 años de militancia activa en el PAN, afirmó también que la tormenta por la que atravesó la institución política a la que pertenece es cosa del pasado, y se asume dispuesta a apoyar a sus correligionarios en las diversas campañas a lo largo del país.

¿Le funcionará la estrategia de sacar la bandera blanca y poner la otra mejilla a la capitalina, con la finalidad de mantenerse en el círculo cercano de influencias y ganar simpatías rumbo al 2018? Ya veremos, dijo el ciego. Lo que sí es que estará bajo fuerte escrutinio de los actuales dirigentes del partido, para evitar que “el hijo desobediente” (como se autodenominó Calderón en su momento) opere políticamente a través de ella.

Fuente. Imagen: Azteca Noticias.

No hay comentarios