En México, cuatro millones de niños entre cinco y 11 años padecen obesidad o sobrepeso, lo cual coloca a este padecimiento como el principal problema de salud pública en la población infantil de nuestro país, afirmó Mauricio Hernández Ávila, director General de Instituto Nacional de Salud Pública.

Esto genera la pérdida de esperanza de vida en los menores, quienes pierden entre uno y cuatro años de vida según el grado de obesidad o sobrepeso que presenten. En el marco de la inauguración del Seminario Contra la Obesidad y el Sobrepeso Infantiles en la UNAM, el Hernández Ávila dijo que la Secretaría de Salud en conjunto con otras instituciones públicas y privadas, impulsa la creación de políticas públicas y acciones que ayuden a disminuir la incidencia y prevalencia de esta enfermedad.

Entre estas acciones se encuentran: el etiquetado frontal en alimentos, la Estrategia Nacional para la Prevención el Control del Sobrepeso, Obesidad y Diabetes, la nueva normatividad con respecto a la publicidad dirigida a niños y el sello de calidad voluntario en alimentos. Asimismo en conjunto con la Secretaría de Educación Pública, se crearon 16 millones de manuales de educación nutricional para padres y madres; y 250 mil manuales para preparación e higiene de alimentos y bebidas para las tiendas de las escuelas.

“También se promueve el auto cuidado de la salud y la educación en nutrición en escuelas públicas y privadas con programas como Recreo Saludable y SaludArte”, puntualizó. Hernández Ávila indicó que el riesgo de llegar a una vida adulta con obesidad es alto, si esta se presenta desde la infancia, pues el 25% de niños con obesidad o sobrepeso, llegan a la vida adulta con este padecimiento. Además recordó que en los menores, este padecimiento es causante de otros efectos en su salud como, baja autoestima, depresión, asma, hígado graso, diabetes tipo dos, entre otras.

Fuente.