El alto costo de los fármacos y el creciente movimiento antivacunas son dos problemáticas que hoy día ponen en riesgo la salud de la población mundial, señalaron expertos en el tema. En México existe incapacidad de las autoridades de salud para dotar de los medicamentos mínimos necesarios a la población, además de que los procesos de vacunación no siempre siguen los cuidados necesarios.

Misael Uribe, La Fundación Mexicana para la Salud, refirió que hay al menos 10 medicamentos para combatir enfermedades crónico-degenerativas cuyo tratamiento anual cuesta más de 200 mil dólares. “Hoy o te vas a la quiebra por comprar estos productos o mueres, porque no puedes adquirirlos”.

Es obligatorio para las autoridades nacionales desarrollar una política para disminuir los costos de medicamentos. En el país, 73 por ciento del gasto nacional en fármacos proviene del bolsillo de las personas; además, más de 50 por ciento del dinero que las familias destinan a salud es para la compra de medicinas, y ese porcentaje es aún más alto en los hogares más pobres.

David Kershenobich, catedrático de la UNAM y emérito del Sistema Nacional de Investigadores, propuso el diseño de estrategias más intensas de investigación e innovación en países menos desarrollados y realizar esfuerzos conjuntos entre la industria farmacéutica y los gobiernos para aplicar medidas preventivas con el fin de lograr el acceso a medicamentos innovadores.

Fuente.

No hay comentarios