El Tribunal Constitucional de Yucatán resolvió declarar improcedente un recurso interpuesto por parejas homosexuales y organizaciones civiles para pedir al Congreso estatal que legisle el matrimonio del mismo sexo en la entidad.

La sede del Tribunal Superior de Justicia del estado fue el escenario de la primera instalación y sesión del órgano colegiado para responder a una demanda interpuesta en mayo de 2014 en contra del Legislativo yucateco, que desde noviembre de 2012 ha mantenido, sin discutir siquiera en comisiones, una iniciativa para modificar el Código y la Ley de Familia del estado que impiden cualquier unión civil que no sea “entre un hombre y una mujer”.

La mayoría de los integrantes del Tribunal Constitucional votó por el sobreseimiento del recurso de acción constitucional por omisión interpuesto en contra del Congreso del Estado. El abogado de uno de los grupos impulsores del recurso, Jorge Fernández, consideró que la postura del órgano “escupe” sobre la Constitución, que consagra el Derecho a la no discriminación.

La demanda encabezada por grupos civiles, como: Indignación-Promoción y Defensa de los Derechos Humanos, Oasis San Juan de Dios y Unidad de Atención Sicológica, Sexológica y Educativa para el Crecimiento Personal (UNASSE) y que recibió el apoyo de otras 20 agrupaciones a través de la figura del Amicus curiae significa un llamado de atención a los legisladores del PRI y el PAN en el Congreso del estado.

Fuente.

No hay comentarios